skip to Main Content

Empleadores podrán realizar tratamiento de datos personales sensibles referidos al COVID-19 sin consentimiento de los trabajadores

El 05 de mayo de 2020, se publicó la Opinión Consultiva N° 32-2020-JUS/DGTAIPD, en la que la Dirección General de Transparencia, Acceso a la información Pública y Protección de Datos Personales del Ministerio de Justicia y Derecho Humanos (la “Dirección”) se pronunció sobre el tratamiento de datos personales sensibles de los trabajadores, durante el estado de emergencia, así como las acciones que pueden realizar los empleadores en el ámbito laboral teniendo en cuenta la reanudación de actividades económicas y los Lineamientos para la vigilancia de la salud de los trabajadores con riesgo de exposición a COVID-19, aprobados por el Ministerio de Salud.

Principales alcances:

(i) La finalidad del pronunciamiento de la Dirección es que el empleador realice el tratamiento de datos personales de los trabajadores, considerados sensibles por referirse al estado de salud frente al COVID-19, y que dicho tratamiento se limite solo a esta finalidad, por el tiempo necesario para su cumplimiento.

(ii) La Dirección ha señalado que es lícito que el empleador tome las siguientes medidas preventivas dirigidas a detectar si sus trabajadores han contraído COVID-19:

• Tomar y controlar la temperatura corporal.
• Consultar la presencia de posibles síntomas o contagio de coronavirus.
• Consultar el diagnóstico respecto de enfermedades preexistente que los puedan poner en riesgo, tales como enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes mellitus, obesidad (identificado el IMC), asma, enfermedad respiratoria crónica, insuficiencia renal crónica, enfermedad o tratamiento inmunosupresor.
• Consultar si han compartido espacios cercanos con personas diagnosticada con COVID-19.
• Resultados de las pruebas serológicas o moleculares, entre otros.

(iii) Dado el estado de emergencia, las medidas adoptadas por el empleador son de carácter excepcional y no requieren el consentimiento de sus empleadores. Sin embargo, el tratamiento de estos datos personales considerados sensibles es de absoluta responsabilidad del empleador, quien no deberá exceder los límites de la recopilación de información y tener en cuenta la finalidad del tratamiento.

(iv) Se ha establecido la obligación de los trabajadores de informar a sus empleadores sobre los síntomas o posible contagio de coronavirus o de su condición de trabajadores con factores de riesgo para el COVID-19, dado que, no hacerlo, constituiría un peligro para la seguridad y salud de sí mismos y del resto de personas que interactúan físicamente en el centro de labores.

(v) Cada centro laboral deber estar en condiciones de informar a sus trabajadores sobre los detalles del tratamiento que se realizará sobre sus datos personales, resguardando la integridad y seguridad de la información recabada.

(vi) En caso de enterarse de un posible contagio de coronavirus en el centro laboral, la información que se obtenga de este trabajador, a priori, no debe ser de dominio del resto de trabajadores, en virtud al deber de confidencialidad que debe cumplir el empleador. Sin embargo, cuando la salud de un conjunto de trabajadores se encuentre en riesgo por el contrato directo o indirecto con el trabajador infectado por COVID-19, la autoridad sanitaria o el responsable de Seguridad y Salud en el Trabajo podrán comunicarles la sintomatología o el resultado reactivo o positivo.

(vii) Finalmente, el empleador deberá adoptar las medidas técnicas, organizativas y legales necesarias para garantizar la seguridad de los datos personales recopilados a sus trabajadores, y esa manera evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado.

Puede acceder a la opinión consultiva en este link: https://www.minjus.gob.pe/wp-content/uploads/2020/05/OC-32.pdf

Contactos:

Percy Samaniego – percy.samaniego@santivanez.com.pe
Carolina Pita – carolina.pita@santivanez.com.pe

Back To Top